Bantierra

Logo ruralvía

 Español
Buscador
Mapa Web

Asamblea General de Bantierra20/06/2017

Bantierra cerró el ejercicio 2016 con un beneficio de 7 millones de euros, un 7,1 % superior al del ejercicio anterior

asamblea_17

BANTIERRA CERRÓ EL 2016 CON UN BENEFICIO DE 7 MILLONES DE EUROS, UN 7,1% SUPERIOR AL DEL EJERCICIO ANTERIOR

  • La solvencia de la Entidad se situó en el 11,93 por 100, frente al 10,75 del 2015.
  • El volumen de negocio gestionado por la cooperativa de crédito aragonesa se eleva a 9.153 millones de euros.
  • Los recursos gestionados de clientes han crecido un 0,2%, hasta los 5.096 millones de euros.
  • Caja Rural de Aragón concedió más de 18.500 nuevas operaciones de crédito y préstamo, de las que el 40% se destinaron al sector agroalimentario.
  • El beneficio neto consolidado se sitúa en 7,5 millones de euros. En palabras del Director General “Bantierra ha construido los pilares de una nueva Caja”

 

Zaragoza, a 16 de junio de 2017. NdP 190. Bantierra, Caja Rural de Aragón, finalizó el ejercicio 2016 con un beneficio de 7 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 7,1% respecto al año anterior. El beneficio neto consolidado se situó en 7,5 millones de euros.   

La Asamblea General de Bantierra, primera entidad aragonesa de crédito cooperativo, ha aprobado esta mañana las cuentas anuales del ejercicio 2016, en el que los resultados recurrentes (los derivados de la actividad ordinaria) crecieron un 0,2% alcanzando los 75,4 millones de euros, en un entorno de retroceso general de márgenes en el sector.

El mantenimiento del nivel  de los fondos propios y la gestión del riesgo, favorecieron una mejora de los niveles de solvencia hasta el 11,93%, con un superávit de recursos propios de 69 millones de euros, frente a la decisión de capital de Banco de España.

La Entidad reducía su exposición en créditos, en niveles similares a los del resto del sector. A pesar de ello, se concedieron más de 18.500 operaciones de crédito y préstamo, destinando el 40% de estas al sector agroalimentario.

En cuanto a los recursos gestionados de clientes, se incrementaron en un 0,2% hasta los 5.096 millones de euros. Destaca, además,  el crecimiento en productos de desintermediación financiera, como seguros de ahorro y fondos de inversión, productos donde Caja Rural de Aragón presentó un crecimiento superior al 3%.

Este crecimiento, y la consolidación del llevado a cabo el año anterior, ha sido la causa fundamental del incremento de las comisiones de comercialización en más de un 12%, superando las tasas medias del sector.

La Entidad continuó consolidando su base de clientes, tanto particulares como pymes, así como su cuota de mercado en las principales provincias de actuación (Zaragoza, Huesca, La Rioja y Lleida).

De esta forma, Bantierra se mantiene como entidad de referencia en su zona tradicional de actuación, al mismo tiempo que continúa su proceso de implantación en las zonas de expansión (Madrid, Barcelona, Tarragona y Valencia)

En cuanto al negocio agrario, Bantierra ostenta en Aragón una cuota superior al 30% en la tramitación de PAC, destacando la penetración en el mercado de las provincias de Huesca y Zaragoza con tasas superiores al 35% y 40% respectivamente.

La Entidad ha realizado un notable saneamiento de su balance, reduciendo los activos dudosos es más de 100 millones de euros y presentando un ratio de cobertura del 57%.

Respecto a los costes de explotación, Caja Rural de Aragón  continuó con su plan de contención del gasto, con un descenso de esta partida del -0,8%, mejorando la media del sector.

Este esfuerzo ha tenido reflejo en el ratio de eficiencia, que se sitúa en el 57%. En cuanto a la liquidez estructural, se incrementó hasta alcanzar el 106,7%.

En el primer cuatrimestre de 2017, la Entidad llevó a cabo un proceso de desinversión en activos no estratégicos procedentes, principalmente, del sector de la promoción y construcción (tanto financiados como adjudicados), al igual que han realizado otras entidades del sector, por un volumen de 318 millones de euros. Esta venta se ha realizado a entidades integradas en el Grupo Caja Rural, fundamentalmente.

Esta operación le ha permitido a la Entidad obtener unas plusvalías de 20 millones de euros, reducir su morosidad hasta niveles del 7%, incrementar sustancialmente su liquidez, reducir el consumo de recursos propios y, por lo tanto, mejorar su solvencia hasta niveles del 14%.

Con esta venta se soluciona de forma definitiva el problema derivado de la elevada exposición al “ladrillo”, situando a la Entidad en una excelente posición para afrontar los retos que se avecinan en el futuro.

Bantierra, al igual que el Grupo Caja Rural, continúa con una apuesta decidida por la digitalización: incrementando la oferta de productos y servicios a través de canales alternativos, fomentando el uso de la banca electrónica, las aplicaciones móviles y la correspondencia digital.

En la reunión celebrada hoy se ha transmitido a los socios la importancia de compaginar el desarrollo de las nuevas tecnologías y la comunicación a través de las redes sociales, con la calidad y cercanía en el servicio, defendiendo un modelo de banca pegada al territorio, como factor diferencial respecto a los grandes bancos.

En el transcurso de la Asamblea General de Delegados, el presidente de Bantierra, Luis Olivera Bardají, ha mostrado su “satisfacción” por los resultados obtenidos teniendo en cuenta el complejo entorno financiero, y destacado que “pese a ello, hemos mantenido nuestro compromiso con el sector primario, al que ha ido dirigido el 40 por 100 de todas las operaciones de crédito y préstamo materializadas durante el pasado ejercicio”

El director general de la Entidad, Luis Ignacio Lucas Domínguez, se refirió en su intervención a la necesidad de seguir mejorando en el buen gobierno corporativo y la transparencia, actualizar la política de riesgos, para introducir criterios medioambientales y de sostenibilidad del territorio en la concesión de préstamos y créditos, y la experiencia de cliente como apuesta estratégica y signo de identidad de Bantierra.

Además, y en relación a la operación de desinversión materializada durante el último cuatrimestre, Lucas aseguró que “nos ha permitido desprendernos definitivamente de una buena parte de los activos improductivos que lastraban el balance, ha liberado consumo de recursos propios mejorando la solvencia, ha desprendido de activos generadores de costes, ha eliminado activos que podían precisar de más saneamientos en un futuro y ha generado 338 Millones de euros de liquidez. Bantierra, tras esta operación, está fortalecida y ha cimentado los pilares que permiten la construcción de una nueva caja, preparada e ilusionada para competir en el complejo mercado financiero español”

 

Comunicación